Incapacidad de comprender el juego político 

​y los defensores de Erdogan pasando por encima de los cadáveres del Kurdistan y de las violaciones de derechos humanos en la misma Turquía contra sus detractores

Fotografía de Reuters hoy a las 13 (hora local) cuando.abandona junto a su hija Estambul no se sabe a esta hora a dónde

. . .”Erdogan es el presidente de Turquía electo democráticamente en las urnas. independientemente de las intenciones de los golpistas, el golpe debe ser condenado sin vacilaciones.

Dicho esto, de cara al interior, y sin entrar en el tema kurdo o sirio, Erdogan y su partido representan un partido islamista populista de derechas (del libro LA COMPETICIÓN POR EL PODER ENTRE EL ISLAM POLÍTICO Y LOS MILITARES EN TURQUÍA: DEL CONFLICTO A LA ESTABILIDAD):

“El AKP ha demostrado su capacidad para llegar a sectores muy distintos de la sociedad, desde la nueva burguesía musulmana hasta los más desfavorecidos de los barrios periféricos o las víctimas de los terremotos olvidadas por el estado. Su capacidad de presentarse como un partido  catch-all, alejado de las diferencias de clase le permite ampliar su base, aunque siempre con el límite del rechazo de los sectores secularistas. Dicho de otra forma, puede encajar en la definición de partido populista, al prometer cosas distintas a diferentes colectivos, y en el hecho de que es un movimiento de movilización de los pobres urbanos contra el statu quo, liderado por segmentos minoritarios de las clases media y alta.”

“La búsqueda de apoyos de los sectores empresariales o, al menos, la reducción de su oposición, ha sido otra de las constantes del AKP. Desde su creación, el AKP ha intentado crear puentes con el gran capital. Hasta la actualidad no ha conseguido crear lazos de alianza, pero sí ha hecho disminuir el rechazo que siempre habían encontrado los partidos islamistas en el  establishment económico. El AKP abandonó las ideas del “orden justo” ( adil düzen) de Necmettin Erbakan que criticaban el sistema capitalista basado en el interés y promovían la pequeña empresa al lado de un potente sector industrial estatal. El discurso del partido de Erdogan se alejó de estas ideas y aceptó los principios neoliberales impuestos por el fondo monetario internacional. Así, en su programa, defendía que el papel del estado era asegurar las condiciones para la libre competencia en el mercado y eliminar los obstáculos que podía encontrar la empresa privada. Se convirtió en un  defensor de las privatizaciones del sector industrial estatal y de la inserción de la  economía turca en las dinámicas de la globalización” 

Esto escribió un pro islámico pro Erdogan 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s