Comité por derechos humanos de Asturias denuncian persecución a dirigentes de Fensuagro

Grave persecución contra sindicalistas de FENSUAGRO en Colombia

Denunciamos desde Asturias y ante la comunidad internacional a la UNIDAD NACIONAL DE TIERRAS  de Colombia por exigir la renuncia al fuero sindical y la desafiliación de los sindicatos SINTRARURAL y SINTRAINCODER filiales de FENSUAGRO-CUT,  como requisito previo para incorporar en la nueva planta de personal a funcionarios-as  que vienen del liquidado Instituto de Desarrollo Rural.

Esta coerción ilegal por parte de la Secretaría General de la UNT viola Tratados y Convenios Internacionales suscritos por Colombia que tienen fuerza de Ley y que protegen los derechos de asociación y la libertad sindical también para los funcionarios públicos.

Es otra arbitrariedad que merece ser denunciada en la próxima  Asamblea General de la OIT y que se suma al despido masivo – hace dos semanas- de 650 de compañeros-as del INCODER, muchos-as de ellas veteranos-as luchadores en una estrecha unidad de acción, ejemplar y tal vez única en el mundo entre funcionarios públicos y organizaciones campesinas, indígenas y negras por la reforma agraria y contra la corrupción en el Ministerio de Agricultura y en las entidades adscritas, lo que les ha costado una docena de funcionarios-as sindicalistas asesinados y apresados,  centenares de perseguidos-as, desplazados,  amenazados-as y despedidos-as. 

En medio del discurso de paz del gobierno de Juan Santos se evidencia la vieja,  peligrosa, inamovible  cultura antisindical de la patronal y del Estado colombiano responsable del genocidio sindical impune que deja 3.064 sindicalistas asesinados-as en los últimos 30 años desde la creación de nuestra Central Unitaria de Trabajadores, CUT.

Expresamos toda nuestra solidaridad a las personas que siendo funcionarias de organismos públicos se organizaron en sindicatos y en cooperativas de clase y que han mantenido por décadas muy alta una de las causas sociales más peligrosas en Colombia: la unidad obrero-campesina y popular;  la lucha por la reforma agraria integral y democrática, drástica y masiva;  la exigencia del reparto de las tierras; la defensa de la economía campesina y el respeto por los territorios de los pueblos indígenas y de las comunidades negras. 

Muy mal comienza la UNT, la  nueva entidad que se supone concebida para aplicar los Acuerdos de Paz en materias muy sensibles como las de tierras-territorios. Afirmamos que sin respeto por los derechos y libertades básicas de los trabajadores-as no se construye paz, ni Estado de Derecho.  

Colectivo de Colombianos-as refugiados en Asturias “Luciano Romero Molina”. 

Xixón, 13 de agosto/16.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s