*”Yo estuve en el auge y la caída de Maza Márquez.”

Interesante y objetivo artículo en El Espectador de hoy dos de enero *en El Espectador 

“…Ante esa ola de violencia, las Fuerzas Armadas habían adoptado dos decisiones claves en esa región. En 1979 fue reactivado el Batallón Bárbula en Puerto Boyacá, inactivo desde tiempos de Rojas Pinilla; y en 1983 se consolidó la Brigada 14 del Ejército, con sede en Puerto Berrío. Ante la mirada omisiva de estos avances militares, en 1983, en Puerto Boyacá, también se creó la Asociación de Campesinos y Ganaderos del Magdalena Medio (Acdegam), una empresa fachada del paramilitarismo.

En tales circunstancias, cuando Maza Márquez asumió la dirección del DAS en 1985, las autodefensas del Magdalena Medio eran una amenaza conocida. La violencia se había extendido por la región y era muy notable la participación de los dineros del narcotráfico y los capos de la droga. A partir de 1986, ya en el gobierno de Virgilio Barco, se agudizó la arremetida narcoparamilitar y el personaje que representó al Estado en la lucha contra este coctel explosivo de violencia, fue Maza Márquez.

A pesar de que los hechos de violencia en el Magdalena Medio eran notorios, el Estado no reaccionó como lo exigían las circunstancias. Mientras la justicia demostró los nexos entre Pablo Escobar, Gonzalo Rodríguez Gacha, Fidel Castaño y varios militares y funcionarios en la región, las autoridades políticas permitieron que las autodefensas hasta proclamaran su partido, Movimiento de Restauración Nacional (Morena), que lideraba Iván Roberto Duque, directivo de Acdegam.

En 1989, la sociedad colombiana tocó fondo. En enero, la comisión judicial creada para enfrentar por fin al paramilitarismo fue masacrada en La Rochela. Murieron 12 miembros del poder judicial. Fue el bautizo de un año en el que el narcoterrorismo se ensañó con la sociedad y los carros bomba protagonizaron. Dos de esos atentados tuvieron como blanco al general Maza Márquez. Primero, en mayo de 1989, con saldo de siete personas muertas, y luego en diciembre con medio centenar de víctimas.

El 18 de agosto de ese año, asesinaron a Galán. Desde ese día se dijo que el crimen había ocurrido por desprotección del Estado al virtual presidente de Colombia. Sin embargo, el prestigio de Maza Márquez y su condición de víctima eran inobjetables. Además, por la misma época, él fue quien denunció a los mercenarios israelíes que ingresaron al país para entrenar al paramilitarismo, y el oficial que destapó el dosier de las autodefensas y su figura oculta: Fidel Castaño. Léalo completo en 

http://www.elespectador.com/noticias/judicial/yo-estuve-el-auge-y-caida-de-maza-marquez-articulo-672658

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s