Los tales paramilitares sí existen y están amenazando de muerte a líderes sociales del Catatumbo según Prensa Rural

Los tales paramilitares sí existen y están amenazando de muerte a líderes sociales del Catatumbo

Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – Anzorc / Sábado 1ro de abril de 2017

 

+ de Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – Anzorc

La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – Anzorc, reune a 50 procesos organizativos campesinos que construyen ZRC en Colombia

• ZRC serán territorios de Paz. En 2016 ¡Vamos por la paz!

• Anzorc rechaza asesinato de líder campesina en Cauca

• ANZORC rechaza agresión del ELN contra líderes de ASCAMCAT en el Catatumbo

• Militares lanzan indiscriminadamente granadas de mortero sobre fincas campesinas en el Putumayo

• Primero de Mayo: Día internacional de la clase trabajadora

+ en Ascamcat

• Detenida arbitrariamente madre de siete hijos

• Se instaló la Mesa de Interlocución y Acuerdo (MIA) del Catatumbo

• Contra corrupción y politiquería, inician asambleas populares en Catatumbo

• Policías de Tibú (Norte de Santander) retienen abusivamente a líder campesino

• 4 heridos, entre ellos un niño, por detonación de granada de mortero lanzada por Ejército en La Gabarra

• Amenaza de desalojo a sangre y fuego en el Catatumbo

• Ejército comienza el año bombardeando la vereda de La India en el Catatumbo bajo colombiano

• Asamblea regional de cultivadores y recolectores de la hoja de coca del Catatumbo

Temas relacionados

Terrorismo de Estado


La Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – ANZORC, en representación de sus 63 organizaciones campesinas, manifiesta su rotundo rechazo en contra de las amenazas de muerte por parte del grupo paramilitar los “urabeños”, de las que han sido víctimas Juan Carlos Quintero, vicepresidente de la Asociación Campesina del Catatumbo – Ascamcat y fiscal de la Anzorc; Jhony Abril, miembro de la junta directiva de Ascamcat; Guillermo Quintero, secretario político de la Juventud Rebelde, miembro de la Junta Patriótica y delegado al Concejo Nacional de Paz en Norte de Santander; Junior Maldonado, secretario de relaciones internacionales de la Juventud Rebelde, Olmer Pérez, miembro de Junta Patriótica de Norte de Santander y miembro de Ascamcat; y Judith Maldonado, defensora de derechos humanos y quien hace parte del movimiento político Voces de Paz.

La amenaza del grupo paramilitar fue comunicada el pasado 28 de marzo a las 7:22 p.m. a través de dos mensajes de WhatsApp, enviados al celular de Juan Carlos Quintero desde el número +57 3217170449, y en su contenido declaran a los compañeros anteriormente referidos como objetivo militar y los señalan como miembros de las FARC.

Estos son algunos apartes de los mensajes:

“Declaramos objetivo militar a los comunistas guerrilleros que pretendan a través del proceso de paz afianzarse en norte Santander”.

“a todos ustedes no respondemos por acciones que tomaremos contra ustedes…att urabeños…se les aviso hps ”.

Así mismo, queremos manifestar nuestro apoyo y respaldo incondicional a los compañeros y compañera amenazados, y alertamos a las organizaciones sociales y de derechos humanos, en especial a las instituciones del estado colombiano, sobre los sistemáticos ataques que han estado ocurriendo contra la vida e integridad de dirigentes sociales en las regiones de nuestro país.

Ataques sistemáticos que en muchas ocasiones han iniciado con el tipo de amenazas expuestas en esta denuncia y que a la fecha han cobrado la vida de 29 líderes y lideresas sociales en lo que va corrido del año, bajo la mirada y el accionar tibio del Gobierno nacional en cuanto a adelantar medidas efectivas que garanticen la seguridad de nuestros compañeros y compañeras, quienes son sujetos de especial protección constitucional en su condición, a veces múltiple, de líderes y lideresas sociales, defensores y defensoras de derechos humanos y campesinos.

Como Anzorc reiteramos “nos están matando” y que “no queremos más muertos”, por lo que insistimos en nuestras exigencias a las autoridades e instituciones encargadas de vigilar, controlar y manejar este tipo de situaciones violatorias de los derechos humanos y el DIH, para que adelanten las acciones y medidas necesarias que garanticen la seguridad de las personas amenazadas y sus familias e impidan que ese tipo de actos criminales se sigan replicando a lo largo del territorio nacional.

Esperamos sean atendidas nuestra denuncias y exigencias por parte del Estado Colombiano, como manifestación de su compromiso serio frente al cumplimiento e implementación de lo pactado en el Acuerdo Final de Paz, y respecto al deber constitucional que le asiste de garantizar un espacio seguro en el que nuestros líderes sociales puedan desarrollar sus actividades, sin temor a ser asesinados.

http://prensarural.org/spip/spip.php?article21261

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s