Colombianas presa fácil para falsos contratos de los que velan por los derechos humanos en la ONU

… dice la madre: Mi hija Estefanía Álvarez García, es estudiante colombiana de la Universidad de Antioquia, ella tiene 23 años, viajo con engaños a Dubai-Emiratos Arabes y tuvo que huir de sus victimarios por explotación laboral. Ella Aun se encuentra en Dubai. Inicialmente viajo con engaño para desempeñarse como profesora de Ballet con niños y niñas. Todo cambio, el empleador comenzó a explotarla haciéndola trabajar hasta 96 horas a la semana obligándola a hacer espectáculos de danza y le han cobrado multas injustificadas que han reducido su salario y evitado su pago. El empleador no le garantizo actualización de su visa de turista a visa de trabajo y ahora ella se encuentra endeudada con el Estado como inmigrante ilegal. Ademas, el embajador de Colombia en Emiratos Arabes le dijo a mi hija que no la podía ayudar ni brindar protección. Mi hija hoy se encuentra en situación de riesgo y vulnerabilidad  en Dubai.

Es por ello que solicito que el embajador de Colombia en Emiratos Arabes Faihan Al-Fayez Chaljub, en virtud de cumplimiento del decreto DECRETO 3355 DE 2009 “ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LAS MISIONES EN EL EXTERIOR” si atienda a mi hija, exija que se le exima de la deuda adquirida injustamente con el Estado, y se le repatrie lo más pronto a Colombia, y que la ministra de relaciones exteriores Canciller María Ángela Holguín Cuéllar y el ministro del interior  Guillermo Rivera Flórez le hagan seguimiento al caso.

Esta es la historia más detallada contada por mi hija: 

“He sido víctima de explotación laboral e incumplimiento del contrato.

En el mes de Febrero me postulé para un trabajo en los Emiratos Árabes como profesora de danza, el cual,  incluía una visa de trabajo  y todas las prestaciones laborales, la visa iba a ser enviada a mi correo pero faltando apenas 12 horas para el vuelo me informan que no se había podido tramitar la visa de trabajo y debía ir como turista mientras que ellos la  tramitaban. 

Cuando llegue a Fujairah  inicié inmediatamente a trabajar, las horas de trabajo no coincidían con lo estipulado en el contrato y muchas semanas tuve que trabajar hasta 96 horas.

Estaba muy cansada, ya que solo contaba con un día de descanso y a veces ni me lo daban, además me cobraban multas injustificadas para reducir mi salario del cual me deben alrededor de cuatro millones de pesos.

 Al preguntarles por mi visa de trabajo siempre me decían que estaban tramitándola, era casi imposible salir del hotel donde nos hospedábamos mis compañeros de trabajo y yo. Además, también éramos víctimas de violencia verbal por parte de los empleadores.

 Ya no soportaba más estar en esas condiciones laborales así que decidí renunciar.

 Al comunicarles mi renuncia me afirmaron que era imposible hacerla si no pagaba una multa que estaba estipulada en el contrato. Después de hacer un acuerdo con un local me fue posible renunciar sin pagar.

 El día 4 de junio de este año viajaba a Colombia gracias a que mi madre me pago el vuelo de regreso, pero al pasar por migración me informaron que tenía una multa de alrededor de siete millones de pesos.

 En este momento me encuentro en una grave situación puesto que perdí la oportunidad de volver a Colombia  al perder el vuelo, y no cuento con esa cantidad de dinero para pagar la multa que me llevaría a la cárcel de no pagarla.

 Adicional a esto, el día 8 de junio me dirigí al consulado de Colombia, puesto que fuí asesorada por las personas de derechos humanos quienes me dijeron que yendo a la embajada estaría a salvo y se activaría la ayuda  por parte de la línea de atención a las víctimas de trata de personas;  organismo que trabaja con el ministerio del interior. Pero lamentablemente el Cónsul me dice que no me puede ayudar, ni darme protección, además llamó a mis victimarios exponiéndome más a estas personas y me hizo ir de la embajada. Temo por mi vida y seguridad”.

 Como puede leerse la Embajada de Colombia en Abu-Dhavi no la atendió, le pidió que se retirara de las instalaciones y peor aún se comunicaron con sus empleadores informándoles que ella se encontraba en la embajada poniendo en riesgo su vida y su integridad física.

Es por ello que le pedimos también a la Canciller María Ángela Holguín Cuéllar, al ministro del interior Guillermo Rivera Flórez y al embajadoor de Colombia en Emiratos Arabes Faihan Al-Fayez Chaljub, actuar de acuerdo a la ley de Colombia y a los acuerdos internacionales, para proteger la vida y el derecho de repatriación de la joven que es víctima de trata de personas en Dubai y se le gestione liberársele de la deuda que se pretende adquirió con el Estado de Dubai de manera injusta. Igualmente se pide a las autoridades colombianas que ayuden a desmantelar esta red.

Un Saludo Cordial, 

Mil gracias.

Esta Petición se hace a:

Canciller María Ángela Holguín Cuéllar. Ministra de relaciones Exteriores de Colombia.

Guillermo Rivera Flórez. Ministro del interior de Colombia.

Faihan Al-Fayez Chaljub. Embajador de Colombia en Emiratos Árabes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s